No le des la mano a mi hija por favor

no le des la mano a mi hija

Hoy os quiero contar una cosa que me pasó hace una semanas cuando iba con mis hijos en el autobús y por qué pido que no le des la mano a mi hija.

Yo iba con la niña de tres años de la mano y con el bebé colgado en la mochila. A la hora de salir nos colocamos delante de la puerta y una señora se acercó a nosotros y sin decir una palabra, agarró la mano a mi hija y se quedó dándosela. Mi hija en ese momento me miró sin saber bien qué hacer y yo con mis mejores modales le dije a la señora “por favor no le des la mano a mi hija porque estamos intentando enseñarle que uno no se va con desconocidos.” Le agradecí igualmente el gesto pero a la señora no le hizo ni pizca de gracia por la cara que me puso.

Le he dado muchas vueltas a lo ocurrido después y hoy quiero compartirlo con vosotros y pediros vuestra opinión al respecto sobre qué habríais hecho vosotros.

Desde que voy sola con los dos niños la gente siempre intenta ayudarme y amablemente me suele preguntar si necesito ayuda pero generalmente no me dicen nada a mí, sino que se dirigen a mi hija.

Mi hija tiene solo tres años y ella sola no es capaz de entender de quién se puede fiar y de quién no.

Nunca contesto mal a nadie puesto que sé que siempre es con buena intención aunque no sea lo que yo quiera o necesite. Pero es que ese día me quedé perpleja cuando la señora agarró a mi hija de la mano sin decir una palabra y se quedó agarrándosela como si se conociesen de toda la vida.
Llamadme loca pero a mí esto me parece algo muy inapropiado. Luego nos echamos las manos a la cabeza cuando los niños se van con desconocidos pero es que el entorno ayuda muy poquito a que lo evitemos.

Después de aquello hablé con mi hija y le expliqué que si alguien que no conoce le quiere dar la mano, le pide un beso o cualquier otra cosa, lo que tiene que decir es, que no, porque no le conoce. Y ha funcionado muy bien ya que parece que lo ha interiorizado genial y desde ese día, se lo ha dicho a un montón de gente y generalmente la reacción de los demás casi siempre es sonreír y decirle que eso está muy bien.

 

Podía haberlo dejado estar y simplemente, como hice, hablar con ella después.

Pero en ese momento me pareció importante decírselo delante de mi hija, que ella vea que no pasa nada por decirle a alguien que no, que de manera educada todo se puede decir y que si se ve en una situación así otra vez (como ya os digo que ha seguido pasando), haga como su mamá.

Así que si alguna vez quieres ayudar, no le des la mano a mi hija sin preguntar antes por favor.

¿Os ha pasado esto alguna vez? ¿Cómo habéis actuado o qué penáis al respecto?

 

Seguimos en contacto en TwitterFacebook e Instagram

6 respuestas a “No le des la mano a mi hija por favor”

  1. Me ha pasado muchas veces, pero nunca he reunido el valor para hacerlo como tú. O igual esque como las situaciones requerían ayuda de terceras personas y yo les necesitaba, no he dicho nada. Me explicó: para bajar al niño del tren al arcén que se situa a medio metro del último escalón del tren, yo sola (embarazada) me las veo y me las deseo. Y mucha gente me ayuda sin preguntar. Agradecería que al menos me lo comentaran: “espera que te ayudo” para yo poder darles mi consentimiento y no sentirme invadida, pero a veces las prisas nos hace actuar así. Me da miedo este tema porque no se como explicar a mi hijo que a veces los desconocidos ayudan, y otras veces no hay que fijarse de ellos 🤦

    Espero que, al menos por unos años, no se encuentre con ningún desconocido que no merezca confianza 🙏🙏🙏

    Muy buen artículo! 😘😘

  2. Yo eso lo trabajo mucho con el mayor (tengonun post sobre prevención de abuso sexual). Pero no me importa que le den la mano delante de mí. Sí que en casos similares le digo que porque está mamá, que si no no y aprovecho para recordar con él todas las claves que tenemos si alguien le invita a irse con él o le coge.

  3. Me parece bien tu postura. Yo no recuerdo como lo hacia porque hace tiempo pero si recuerdo no haberle soltado la mano a la mayor para que nadie mas se la diera

  4. Yo hubiera reaccionado igual!!! Esas confianzas no son buenas. Yo siempre me dirijo a la madre o el padre si necesita ayuda con alguno de los niños. Luego vienen los problemas como bien dices

  5. Es un tema complejo. Por un lado, yo soy muy respetuosa con el tema de los niños y no me acerco a ellos o les hablo alegremente porque nunca se sabe cómo reaccionarán los padres. Lo cierto es que hoy en día la situación social nos ha llevado a comportarnos de esta manera. Por otro lado, a veces veo a mamás que necesitan ayuda y me siento identificada con ellas, pero me mantengo al margen, precisamente por lo anterior. En todo caso, me parece que actuaste correctamente ya que lo más importante es la seguridad de nuestros hijos y enseñarles que no se debe hablar ni recibir nada de personas extrañas. Saludos, Ana.

  6. El tema ya no es sólo la mano, sino que hay quien los coge en brazos, les da besos…
    Es un horror!!!!!

Anímate a comentar ^^

Al comentar en el sitio web aceptas enviarnos sus datos únicamente para almacenarlos y que puedas comentar en próximas ocasiones, puede leer nuestra política de privacidad para más información.

A %d blogueros les gusta esto: