De la cuna a la cama. Mi niña se hace mayor.

De la cuna a la cama

Hace ya algún tiempo que teníamos pensamiento de pasar a la pulga de la cuna a la cama pero no nos terminábamos de decidir. Finalmente creemos que ha llegado el momento y por ahora estamos bastante contentos con el resultado.

Desde que la pulga llegó hemos dormido todos juntos en la misma habitación (gata incluida). Yo nunca me había planteado una fecha para que durmiese en su habitación y pasarla de la cuna a la cama, ya llegaría el momento.

Mi hija es una niña que siempre ha tenido un sueño muy ligero y se despertaba continuamente. Así que si algo tenía claro era que no la pasaría de la cuna a la cama hasta que no empezase a dormir las noches enteras por mi propia salud. Lo lógico sería que nos despertásemos cada vez uno para ir a atenderla pero mi señor esposo tiene cierta sordera selectiva y las quejas nocturnas no las percibe ¬¬…

de la cuna a la cama
Aquí un ejemplo de la sordera selectiva de mi esposo y por qué no me planteo pasar a la pulga de la cuna a la cama hasta que no duerma del tirón

Hace algún tiempo probamos con el método padre y aunque seguía sin dormir las noches enteras, se redujeron considerablemente los despertares nocturnos. Desde entonces hemos ido alargando poquito a poco el sueño y ya llevábamos un par de semanas durmiendo las noches enteras.

Fue entonces cuando comenzamos a plantearnos pasarla de la cuna a la cama a su habitación.

Decidimos probar cuando su padre tenía unas semanas libres en el trabajo. Tuvimos tan mala suerte que la gata se volvió loca en ese momento (si no sabes de qué hablo lo conté en este post) y nos daba miedo que por la noche si se levantaba de la cama tuvieran jarana.

Siguió pasando el tiempo y ella seguía durmiendo bien por las noches. Parecía que había llegado el momento.

Fue entonces cuando nos fuimos de vacaciones a la playa y ahí no había cuna, solo dos habitaciones con una cama de matrimonio en cada una y decidimos probar. Pensamos en bajar el colchón al suelo pero no había donde meter el somier así que le quitamos las patas y lo pegamos a la pared.

Le explicamos que ella dormiría en esa cama y que mamá y papá dormirían en la otra habitación. Hicimos varias veces el camino de su cama a la nuestra y le dijimos que si tenía miedo que viniese a buscarnos.

A la hora de dormir fui con ella a acostarla y me dijo “aquí mamá” y le dije que no, que mamá estaría en la otra habitación si quería algo. La primera y la segunda noche se despertó llorando, fui a verla y me quedé con ella. La tercera vino ella solita a nuestra cama. Y a partir de la cuarta durmió la noche entera. Así estuvimos 7 días.

Nos preocupaba la vuelta a casa pero encontramos la clave mágica.

Lo primero que hicimos fue quitar las patas del somier, poner unos cojines grandes pegados a la pared y poner una barrera para que no se cayese al suelo. La barrera es pequeña, lo que le deja espacio para poder subir y bajar al colchón sin problemas.

de la cuna a la cama
Estrenando la cama nueva con papá ¿Hay mejor manera?

Poco antes de las vacaciones la abuela le había enseñado quién era Minnie Mouse, así que cuando llegamos a casa le pusimos en la cama unas sábanas de la ratona que yo tenía de cuando era pequeña y la reacción fue instantánea. Se le salían los ojos. Se metió en la cama y no quería salir (eran las 6 de la tarde). Le dijimos que la cama no es para jugar, que es para dormir y lo entendió.

Seguimos la misma rutina que en las vacaciones pero incluyendo el cuento de antes de dormir.

Ya ha pasado un mes desde que empezamos y muchas noches se despierta pidiendo agua y me tengo que acercar. Pero salvo eso, por las mañanas la preguntamos qué tal ha dormido y su respuesta siempre es: “Yo sola”.

La verdad es que ella está encantada con el cambio y nosotros más. Aunque la que ha salido ganando con diferencia ha sido la gata, que ha recuperado su lado de la cama 😛

PD: Para todos los que me conozcáis un poco os tranquilizaré diciendo que he puesto en la cama un cojín de Jack Skeleton para compensar tanto rosa y que no me de una subida de azúcar xD

Mi niña se me hace mayor y yo no puedo disfrutar más de verla crecer.

¿En qué momento pasasteis a vuestros peques a su habitación?

Seguimos en contacto en las redes, TwitterFacebook e Instagram

26 Replies to “De la cuna a la cama. Mi niña se hace mayor.”

  1. Ayyy yo temo este momento. Yo era de las que pensaba que a los 6 meses ya le tendría en su habitación pero el que al final no entrase la cuna y que me gusta tenerlo al lado, creo que lo voy a alargar. El peque duerme del tirón desde los 4 meses y mola dormir los 3 juntos pero si, yo creo que a partir de los 2 años haremos una prueba a ver que tal. Lo bueno es que hicimos cama en el suelo (estilo Montessori que yo no sabía que era Montessori) y las caídas nos las ahorramos jeje. Mola cuando las cosas salen bien de forma muy natural!!!! La pulga es una campeona.

    1. Si es que las prisas no valen para nada! Si vosotros estáis cómodos así,k cuando lo decidáis bien estará :*

  2. Yo la pasé del tirón. Las dos tenemos el sueño ligero pero sobretodo yo… y el cambio fue maravilloso ¡al fin pude dormir! Y ella igual. Nos despertábamos mutuamente… será jejeje

    1. Pues entonces genial el cambio!! Me alegro mucho ^^

  3. Uf…no hablo, 5 años y sigue con nosotros jajaja.
    Su papá trabaja mucho, apenas lo ve durante el día, así que dormir con él en medio de la cama es uno de los pocos placeres que aún le quedan. Tiene su habitación y cuando quiere se va allí, pero nosotros seguimos prefiriendo cuando decide en nuestra cama 😉

    1. Pues si os sentís cómodos así, para qué cambiar???

  4. No recuerdo exactamente cuándo pasaron a su propia cama y habitación pero sí que fuimos con ellos a escoger las sábanas y decoración de la cama para que sintiera que de verdad era de ellos. A día de hoy… nos siguen visitando muchas noches pero no nos importa, les echamos de menos 😛

    1. Lo de las sábanas ha sido lo que más nos ha ayudado a nosotros!

  5. Se hacen mayores a una velocidad pasmosa. Y a mi me da una pena…

    1. Bueno, todo tiene su aquel, a mí me da alegría más que pena, luego en unos años ya veremos jajjaj

  6. Crecen demasiado rápido. Nosotros los pasamos bastante bien, pero rara es la noche que alguno de los dos no se venga con nosotros en mitad de la noche.

    1. A nosotros alguna noche se nos ha venido a la cama pero normalmente amanece en su cama

  7. Annabel de "La nave del bebé" dice: Responder

    Pues la mia se pasó a los 3-4 años también, aunque aun le encanta venir de vez en cuando, pero no me puedo quejar ¡fue todo super fácil!

    1. Eso es lo bueno, que vaya la cosa fácil porque eso es que están preparados y no hay dramas 🙂

  8. Jo cuanto me alegro, Piticli si suele dormir en su cama del tirón ya pero la peque en la cuna nos da cada noche que no sé si cambiarla a ver si así duerme mejor…

    1. Pues es que estas cosas son de lo más curiosas y piensas en no hacerlo porque ellos no se van a sentir bien y de repente empiezan a dormir mejor! Estos bichines no dejan de sorprender jajjajaj

  9. ¡Como ha crecido la pulga por favor! Jolin… es una pasada ver como van poco a poco dando pasitos de independencia <3

    1. Sí que lo es!!!! Y lo que le gusta decir “yo sola” es que me la como jajajjaj

  10. Al mayor, creo que con 2 años porque el tio saltaba de la cuna a la cama y se quedaba frito en ella así que decidió él, ajajaja y a la peque con unos 3 añitos creo recordar… Jo, es que pasa el tiempo tan deprisa…

    1. jajajjajajja qué poder de decisión maja! cualquiera no le cambia xD

  11. que facil parece el paso y que bien hayais arreglado todos los conflictos en el camino …me alegro montón!! 😊

    nosotros no hemos llegado todavia a ese punto, aunque tiene su habitación y le encanta, esperamos a que tenga ganas de independizarse jejjeje

    1. jajajja claro! es que nosotros justamente sentimos que ella estaba preparada y era el momento así que adelante con ello! Y mira qué bien salió la cosa. Cada uno a su ritmo ^^

  12. Yo lo cierto es que aún ni me planteo ese momento. Nosotros colechamos desde que bebé pingüino nació y me siento tan agusto y acompañada. También es cierto que tengo la enorme suerte de que duerme toda la noche e, incluso, no madruga. Eso sí, se acuesta tarde y le cuesta coger el sueño. La que no duerme soy yo, por mil motivos, pero me compensa. Pensar en llevarlo a su cuarto… aún no! jajaja, quiero exprimirlo más tiempo!

    1. Pues haces bien!! Aprovecha que antes o después querrá irse y este tiempo no vuelve!

  13. Hola Estela! con mi hija no fue difícil que durmiera en su habitación, poco a poco se iba ella dormir “sola”, en cambio mi hijo el “Terri” aunque se duerme en su cama, a las cuatro de la madrugada, sube a nuestro cuarto y se queda frito!! algo es algo!

    Un abrazo!

    1. juajajjajjaj, si es que cada niño es un mundo incluso siendo hermanos!!!

Anímate a comentar ^^

A %d blogueros les gusta esto: