Cosas útiles para recién nacidos

Cosas útiles para recién nacidos

Cosas útiles para recién nacidos

Últimamente estoy teniendo bastantes conversaciones con embarazadas y uno de los temas que más estamos tratando son las cosas útiles para recién nacidos. Pero las cosas útiles de verdad, no las que parece que son de obligado cumplimiento tener y que luego se quedan muertas de risa y ocupando espacio. 

De hecho, tenía intención de hacer un post con las cosas menos útiles para los peques, pero dado que mogollón algunas de esas cosas han sido regalos por parte de terceros no quiero que nadie se me vaya a ofender encima de que lo regalaron con su mejor intención. Así que si alguien tiene curiosidad que me lo diga y yo se lo cuento gustosa x’D.

Bueno, pues sin enrollarme más y basándome como siempre, en mi experiencia personal, os cuento lo que para mí, son las cosas útiles para recién nacidos:

      1.  Cuna de colecho: con cuna de colecho me refiero a cualquier cuna que tenga una barrera que se pueda bajar o quitar para que puedas pegarla a tu cama y puedas acceder al pequeño. Muchísima gente hace colecho tal cual con los peques en la cama y a mí me parece genial, pero es que nuestra cama no es muy grande que digamos y además mi querido esposo cuando duerme, duerme. Vamos, que igual aplasta a la pulga y ya se entera por la mañana, por lo que para nosotros era (y es) mejor que tenga un hueco para ella y no sea un coñazo para mí poder atenderla si quiere teta. Nosotros usamos la cuna normal y corriente de Ikea con la barrera lateral quitada
      2.  Hamaquita: aaaaaayy amigos, las famosas hamaquitas. La nuestra fue un regalo y estamos enormemente agradecidos porque si no, no creo que nos hubiésemos hecho con una. De primeras no veía yo mucho su uso porque pensaba que ahí se aburriría pero nada más lejos! Cuando son tan pequeñines que no hacen nada y necesitan estar todo el tiempo contigo y no tienes manos es una ayuda estupenda. Por ejemplo, mientras te duchas. Los llevas contigo al baño y están ahí tan tranquilos mientras tú asomas la cabecita para que te vean y encima se les van los mocos con el vapor. Win Win.
      3.   Saquitos de dormir: Ojalá los pudiésemos seguir utilizando a día de hoy porque era la única manera de que permaneciese tapada! Esta niña le tiene alergia a las mantas y me consta que no es la única. Un saquito puesto y te olvidas de estar tapándolos todo el rato. Hemos usado un montón de distintas marcas pero de los que más teníamos eran de Ikea, aunque ya no están los mismos modelos digo yo que serán igual.
      4.  Bañerita con patas: Dado que tienes que bañar a los niños sí o sí, busca lo cómodo. Una amiga nos regaló una bañerita con patas que nos llegaba a una altura bastante cómoda y que tenía un asiento reductor para que no se sintiese perdida la pulga entre tanta agua y la verdad es que desde que la empezamos a usar notamos un cambio bastante bueno ya que se la veía más a gusto y nosotros ya no nos dejábamos los riñones agachados en la bañera normal.
      5.  Manta de actividades: Sirve a la para para entretener y estimular, para que estén tan tranquilitos ahí mirando las cositas que cuelgan, intentando cogerlas y “jugando” con ellas. La nuestra era una de lo más sencillita  de mothercare que pillamos en oferta con forma de flor gigante. El centro era donde la poníamos y no se salía por los pétalos de los lados que eran gorditos. Cuando sea más grande el niño los palos de arriba se quitan y los muñecos se utilizan por separado pero la flor queda como una mini mantita de juegos. Jacinto (el monito rojo xD) sigue siendo su preferido.
      6. Cambiador portátil: Algo que es tan básico que a veces ni caes en la cuenta pero se convierte en un imprescindible. Al margen de tener tu cambiador en casa, cada vez que sales y hay que cambiar al bebé, lo normal es que no haya un cambiador que tú estés segura de que está limpio o ni siquiera hay un cambiador. Tú tranquilamente sacas el tuyo, lo pones en cualquier parte, encima al niño y ale, a cambiarlo tan pichis.
      7. Pañuelo de porteo: Bandoleras, fulares elásticos, mochilas ergonómicas… el que te sea más cómodo. Tengo pendiente un post sobre el porteo en elque ya contaré más detalladamente las maravillas que aporta, pero resumiendo, te deja libres las dos manos y te permite a la vez estar con el bebé pegadito a ti. Se puede pedir más? De hecho, si tuviese que quedarme solo con uno, me quedaba con este sin lugar a dudas.

    Ya os dejé hace tiempo un post con sugerencias para regalar a los nuevos padres que también os pueden dar ideas.

    Pues éstas son mis cosas útiles para recién nacidos que espero os sirvan. Si tenéis alguno más contádmelo y ampliamos básicos ^^.

    Nos vemos por FacebookTwitter e Instagram

    Anímate a comentar ^^

    A %d blogueros les gusta esto: