La dama y la vagabunda

La dama y la vagabunda

Si hay algo que nos caracteriza a todos los padres es que queremos lo mejor para nuestros hijos. Tanto es así que muchas veces hasta nos olvidamos de nosotros mismos por dárselo a ellos.

En mi caso reconozco que nunca he sido muy presumida ni me he preocupado demasiado por cuidarme pero ahora se ha hecho más evidente si cabe.

No me preocupo apenas por mi ropa, no pierdo tiempo en maquillarme y las coletas siempre me sacan del apuro de ir mal peinada xD.

Por el contrario mi Pulguis va hecha una princesa inmaculada siempre bien vestida, limpia y bien olorosa.

Vamos, que parecemos la dama y la vagabunda xD. 

Y es que a día de hoy, bien sea porque se le ha regalado, heredado o comprado, podría pasarse un mes sin repetir una sola prenda cada día.

Y no lo hacemos así porque para la guarde la llevamos con chándal para que vaya lo más cómoda posible y aun así, cada día de la semana va con sus galas sin repetir.

Ya os conté la semana pasada que mis padres le compraron unas zapatillas chulísimas las cuales terminó estrenando  de una manera de lo más original x’D

Tiene tres colonias distintas, 800.000 leotardos de mil colores para combinar con los tropocientos vestidos y zapatitos los cuales se quedan casi nuevos porque de tantos que tiene no le da tiempo a utilizarlos tanto como quisiera.

Algunas de las últimas cositas están en nuestro Instagram.

Mientras, su padre y yo no sé cuándo fue la última vez que nos compramos unos pantalones nuevos xD.

Hay que poner remedio a esto o como sigamos así nos van a echar unas monedillas por la calle jajaja.

¿Alguien más se siente identificado por la sala?

Nos vemos por FacebookTwitter e Instagram

Anímate a comentar ^^

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: