Un tentempié

Un tentempié

Ya sabéis lo que suele significar el silencio cuando hay niños pequeños en casa no? 

Pues ayer, después de un silencio más largo de lo normal me encuentro a la pequeña pulga sentada delante del cacharro de la comida de la gata tomando un tentempié.
Manda narices que tenga alergia a la berenjena, al tomate, al kiwi, a la proteína de la leche de vaca… y sin embargo llega tan contenta, se come unas bolitas del comedero de la gata que a saber cuantísimas porquerías tiene y le siente mejor que nada xD.
Juro por lo que más queráis que la doy de comer 😛
¿¿Vuestros peques también se comen la comida de vuestras mascotas??
Seguimos en contacto en FacebookTwitter e Instagram

Anímate a comentar ^^

A %d blogueros les gusta esto: