Noche tras noche

Noche tras noche

Noche tras noche se repite lo mismo, noches accidentadas que implican días agotadores…

Y así noche tras noche. Y es que aunque ya va a hacer 9 meses, mi pulguita sigue comiendo cada 3 horas. Bueno, eso cuando la noche se da bien, porque generalmente las primeras 3 horas las duerme bien pero luego pide cada dos y media, dos, una… total, que me paso la noche con la teta fuera y evidentemente, sin descansar.

Hay veces que con Chupetín (así se llama el chupete de dormir) es suficiente y se calma, pero la mayoría de las veces se lo quita ella sola y va gateando hasta la teta y si la camiseta está puesta, pues chupa por fuera. Si es que le da igual todo!

O si no, la gata se pone a pasearse a nuestro lado y en cuanto la ve le entra un cachondeo de padre muy señor mío y a la pobre la tengo que volver a bajar de la cama porque si no, no hay manera.

Pero se intenta llevar lo mejor posible porque si no es para volverse loco. Tengo claro que es una fase que pasará antes o después y ahora mismo es lo que toca, al menos hasta que nos decidamos a probar algún otro método a ver si nos funciona.

Os dejo más fotos FacebookTwitter e Instagram

Anímate a comentar ^^

A %d blogueros les gusta esto: